“En la era de la tecnología, lo más fiable son los sentidos” WunderChef: Maruxa Quiroga

 

Entre los maestros implicados en el Máster de Ciencias Gastronómicas, se encuentra Maruxa Quiroga, una profesional en el mundo de la sensorialidad que está innovando y construyendo un mundo objetivo a partir de sensaciones. Tener la posibilidad de formarse con ella y descubrir tecnologías y técnicas novedosas para el mundo de la gastronomía futura es una oportunidad única.

IMG_1580

El análisis sensorial es una rama del conocimiento relativamente nueva. Es una ciencia basada en análisis estadístico de la percepción a través de los sentidos que utiliza a las personas como herramientas objetivas y fiables para realizar mediciones. Por ejemplo, medir la acidez de un jugo de frutas, haciendo una diferencia entre una acidez percibida en boca y una acidez de pH, que podrían estar correlacionadas, pero con otros factores que influyen.

Maruxa Quiroga se ha dedicado los últimos años a la creación de TASTELAB, una empresa que se enfoca en análisis sensorial como herramienta para el desarrollo de productos gastronómicos. Utiliza la sensorialidad y la informática, para medir los gustos del consumidor y optimizar el flavor de los alimentos.

Su trabajo es admirable desde varias perspectivas. Su claridad mental y visión a futuro del potencial de la sensorialidad ha sido un elemento calve para la creación del spinoff de la universidad de Santiago de Compostela; su admiración por el conocimiento y amplitud de temas le ha permitido integrar una realidad compleja en un sistema que entrega acciones concretas de optimización; y, su pasión por la sensorialidad está generando curiosidad en el ámbito académico por profundizar en el sector gastronómico.

IMG_1617

Maruxa comenzó su relación con el análisis sensorial a través de los alimentos, siempre le gustó comer, pero con cierta curiosidad. De alguna forma, quería ser critica gastronómica, aunque sus estudios empezaron por ingeniería agrónoma en un inicio, descubrió que había algunas personas que se llamaban catadores entrenados y fue el primer contacto.

Después de haber empezado esa carrera, comenzó otra, ciencia y tecnología de los alimentos. Ahí volvió a encontrarse con análisis sensorial, haciendo catas, pruebas triangulares, técnicas de análisis sensorial y de forma natural, acertaba a todo.

Su profesora creía que de esto tenía conocimientos previos, que no tenía, pero le apasionaba el tema. Comenzó a pedir libros, a profundizar y así terminó quedándose en la universidad para continuar algunos proyectos de sensorialidad, y terminó realizando la tesis doctoral.

La idea de crear un “paladar inteligente” parecía fascinante y al haber desarrollado los sentidos de esta forma, fue al CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas en España) y continuó en Holanda.

La concepción de mezclar dos mundos aparentemente opuestos se volvía cada vez más atractiva, por un lado la matemática y estadística y por otro los sentidos, “La sensación y la objetividad”.

La importancia del análisis estadístico en el análisis sensorial es la fuerza y relevancia que le da. La aplicación de la matemática, ese complejo, hace que sea una ciencia subjetiva pero apoyada en el rigor científico.

Maruxa estuvo en diferentes centros y metodologías, lo que le interesaba era educar el paladar, crear un paladar inteligente, y después, tratar de interpretarlo de forma natural con las nuevas tecnologías.

Cuando comenzó a ver que hay tecnologías como inteligencia artificial o big data que se pueden aplicar a la interpretación de datos, se volvió una opción aplicarlo en sensorialidad. Después de la tesis, y el centro de investigación, teniendo 25 años responsable del laboratorio, la universidad vió que Maruxa tenía una entrega con potencial para más.

“Mi trabajo era mi afición, Es como si te gusta bailar y estas bailando todo el día.”

Durante su tiempo en el centro de investigación y comprendió que había un nicho en el mercado que no estaba cubierto.  En España apenas hay empresas que hagan esto, y no hay nada de tecnología aplicada en esta rama. TASTELAB lo que está haciendo es aprovechar el conocimiento adquirido y desarrollar una tecnología que permita integrar el conocimiento sensorial y estadístico en el software. Un programa que genere conclusiones automáticas sin pasar por interacciones humanas.

IMG_1615

Gran parte del valor de la empresa para Maruxa es que en el proceso sigue aprendiendo, no sólo de sensorialidad, también de informática, desarrollo de productos e innovación. En un crecimiento constante a nivel personal.

El mundo actual comienza a utilizar los parámetros sensoriales, la normativa europea (usualmente la más innovadora y segura) comienza a exigir parámetros sensoriales y la industria no necesariamente está preparada. La generación de un panel entrenado repetible y reproducible en este tipo de parámetros se debe tener en cuenta con un panel de expertos.

IMG_1619

El desarrollo de nuevos productos debe enfocarse en el consumidor final, pero escasas veces lo hace, error que se ve representado en las estadísticas de fracasos de productos. Lo que permite esta herramienta es beneficiar al consumidor con productos de mejores atributos y reducir los riesgos de las empresas, conocer si un nuevo producto te gustará.

La sensorialidad es una profesión alternativa que no se estudia directamente, y esa es parte importante de una alianza con una universidad. Facilita el reclutamiento de personas apasionadas por los alimentos y el desarrollo de un paladar objetivo.

IMG-20180524-WA0020

A las empresas les conviene que las personas sean muy criticas a nivel sensorial, el conocimiento profundo de sabores y texturas también puede llegar a tener un impacto en la sociedad, diferenciando productos buenos de productos mediocres o engañosos.

La exigencia de características en los productos que en teoría ofrecen ciertos atributos. Un queso Idiazabal, por ejemplo, “que sea granuloso, que tenga lascas, un sabor ligeramente amargo, pero con picor”. La propia empresa aporta en la exigencia del consumidor.

“cuanto más educado esté el paladar, más exigente será el consumidor y la industria tendrá que adaptarse a estas inteligencias”

El desarrollo de un análisis objetivo de la gastronomía o de las sensaciones no supone la robotización o eliminación del romance en los alimentos, en palabras de Maruxa: “La gastronomía es sensorialidad pura”. Lo que se hace al medir y objetivizar es crear una herramienta para lograr potenciar el valor de los sentidos en los alimentos y descubrir soluciones que no son tan evidentes por intuición.

“Es curioso porque cuando definimos quienes somos piensan que desarrollamos sensores para evitar trabajar con catadores cuando nuestras herramientas son catadores entrenados y consumidor final para utilizar esta información con software que traduce los resultados. “

Wunderchef: Mario Campollo Sarti

15317839_1147903008596414_4385318080221392256_n

Justo antes de que el chef Mario Campollo partiera a Lyon a reunirse con el equipo que representará a Guatemala en el Paul Bocuse (entre ellos Marcos Saenz y Rodrigo Aguilar) tuve la oportunidad de entrevistarle en Casa Santo Domingo.

Al hablar de gastronomía, cocina o restauración los primeros dos nombres en mente son Mario Campollo y Mirciny Moliviatis, no sólo por su trayectoria constante sino por su dedicación que ha trascendido en otros chefs y cocineros inspirados y apoyados por ellos.

En el caso de Mario Campollo, su trascendencia no está únicamente en la innovación que ha desarrollado en la cocina de Casa Santo Domingo, además, está su influencia en las competencias de cocina a nivel mundial como lo es el Bocuse d’Or, competencia en la que Guatemala estará participando por cuarta vez consecutiva junto a otros 23 países.

Don Mario (como me refiero al hablar de él) es, entre todos, la persona a quién le tengo una admiración honesta. No por su trabajo en cocina o su trascendencia previamente mencionada, sino por su templanza, su pasión y su calidad humana que transmite a través de su enseñanza y sencillez de trato.

Su percepción sobre la gastronomía en Guatemala ha evolucionado a lo largo de sus veintisiente años en la profesión pues cuando él comenzó su carrera no veía un interés general en viajar o desarrollarse profesionalmente fuera del país, y que ahora es usual en los cocineros jóvenes.

Además, la oferta de carreras en gastronomía está en auge y tanto en universidades como instituciones especializadas como ACAM, el enfoque hacia la cocina como una carrera más allá que artesanal es evidente.

”La pasión por el ciclismo podía más y prefería ir como seleccionado juvenil que hacer los exámenes. Luego comencé a ver que podría irme a Italia por la carrera gastronómica con bicicleta al hombro. “

El interés de Don Mario nació en su casa con la influencia italiana de su abuela y la cocina de su madre. Su pasión originalmente era el ciclismo, pasión que le “distraía” de cierta forma de su carrera pero que le motivo de cierta forma a tomar la decisión de irse a estudiar en Italia.

“Mi mente aún giraba en dos ruedas, si me voy a Italia a lo mejor corro profesionalmente. Ya no se pudo pero me mantuve corriendo como amateur. Tuve media beca para estudiar cocina y comencé a ver un giro en mi. “

Acá en Guatemala comenzó con su panadería, lógico, considerando que su primer acercamiento a la cocina fue a través de Intecap y un curso de panadería; además vendía lasañas y lo que aprendió a cocinar con su mamá. Al estudiar en Italia realizó prácticas al finalizar cada año y las más importantes fueron las del final de la carrera que realizó en el Jolly Hotel, un hotel que en su época era muy importante.

El cambio en la gastronomía del inicio de su carrera hasta el día de hoy se refleja principalmente en la motivación de los cocineros a la innovación, el crecimiento y el conocimiento, cosa que antes era escaso.

Según el chef, el boom gastronómico en Guatemala debe aprovecharse, pues ya falta poco para que nos posicionemos a nivel mundial. Especialmente al considerar que Guatemala es un destino turístico relevante por ser uno de los países con tanta diversidad natural, paisajes y accidentes geográficos, ahora es momento de explotarlo por sus ingredientes, sus técnicas y su gastronomía así como lo ha logrado México y Perú.

Nuestra tendencia ahora es volver hacia nuestras raíces y, aunque cada uno es libre de hacer lo que más le guste y lo importante es un buen trabajo antes de una tendencia, la tradición es lo que está renaciedo.

“El chef esta buscando retomar la gastronomía ancenstral, de la casa, de las abuelitas y esta comenzando a reestructurarse y llevarse a un lugar gourmet.”

Su concepción de la gastronomía guatemalteca radica en el producto, por lo que la considera sumamente amplia al tomar en cuenta las bases, raíces y bastedad de ingredientes. El obstáculo actual es el desconocimiento y carencia en investigación sobre nuestra propia gastronomía, área en la que es necesario profundizar, así como compartir técnicas y conocimientos entre los mismos chefs.

El paso a seguir para  posicionarse en términos gastronómicos a nivel mundial ahora es la investigación, pero un paso previo es posicionarse a nivel local y dar a conocer a nosotros mismos lo que tenemos.

Además, cree que existen dos dos vertientes de cocina guatemalteca: la primera se enfoca en las raíces y reinterpretarlas; la segunda es el uso de otras técnicas y nuestros ingredientes. Ambas de igual validez y necesarias para ampliar nuestro mundo gastronómico.

En estas fechas don Mario Campollo se encuentra en Lyon, donde será uno de los jueces del Bocuse d’Or, evento en el que se involucró hace varios años, al principio como participante y luego como presidente de la delegación de Guatemala.

16142619_1295305883859388_3669898315323303352_nEquipo de Guatemala en Lyon, foto vía facebok

Su papel en el Bocuse d’Or ha sido apoyar y llevar al equipo a la competencia, la búsqueda activa de fondos y asegurarse de un buen papel por parte de los participantes, papel que ha podido tomar únicamente por el apoyo incondicional que le ha brindado Casa Santo Domingo al permitirle tomar decisiones y tiempo para hacer a Guatemala digno de representación en la competencia.

Marcos Saenz, el chef que representará a Guatemala en la competencia, es un chef a quien Don Mario le tiene una alta estima y al referirse a él lo describe como uno de los mejores, que se ha ganado su puesto y su participación en la competencia a base de talento y esfuerzo; desarrollando sus capacidades cada vez más pero sin perder sus raíces chapinas (Huehuetenango).

Sobre su continuación en la organización y apoyo para la competencia, el chef considera que es momento de dejar la batuta a alguien más, pero está orgulloso de ver el desarrollo de los participantes en esta última competencia donde Marcos demostró ser el epítome del futuro de la cocina guatemalteca buscando apoyo, ideas y técnicas de chefs en  Guatemala. Entre ellos, Mario Godinez de Bistro Cinq; Luis Larromana de Don Porfirio, Diego Telles de Flor de Lis, Rodrigo Aguilar de Porq Comemos, André Schrei de Wunderkeks y, obviamente, Mario Campollo de Casa Santo Domingo.

 

“Marcos está en el Bocuse d’Or por mérito propio, él dará mucho de qué hablar en los próximos años. No solo por su carisma personal sino también por sus técnicas y su trabajo.”

 


Redacción y entrevista por André Schrei

Imágenes vía Facebook.

banner wc andre

Wunderchef: Mirciny Moliviatis

En la entrevista con Mirciny sobre su libro “Viviendo la Receta” hablamos sobre la importancia de la experiencia de un cocinero en el extranjero. Lo que ella aprendió cuando estudió  y trabajó afuera y por qué está de regreso en Guatemala.

wp-1480533395142.jpg

Cuando Mirciny comenzó a estudiar, la carrera no era lo que es ahora, le dijeron que se moriría de hambre, cosa irónica considerando la profesión, pero siempre contó con unos padres que le apoyaron. Su madre, a quién se refiere como su tronco, la ayudó a seguir con la carrera cuando quiso rendirse.

Al irse a estudiar fuera aprendió a valerse por sí misma, sus amigos se convirtieron en su familia y creció como persona. Aprendió como trabajar en una cocina, a no tomarse nada personal y a trabajar en equipo.

Tuvo la oportunidad de estar con Karlos Arguiñano (quien mostró recetas del libro en su programa), uno de los precursores de la gastronomía moderna en España pero que al final decidió que haría la gastronomía que a él le gusta, la clásica. De él aprendió humildad porque para él sus alumnos eran parte de él, los invitaba a comer, los envolvía con historias y siempre estaba ahí para ellos.

“Creo que un chef no puede trabajar sin una filosofía detrás. Si no tienes una filosofía no tienes nada, es la identidad de un cocinero y eso es lo que yo comencé a aplicar.”

Después de hacer unos meses en Arzak y luego El Bulli. Más que cocina aprendió una filosofía, una filosofía donde la perfección sí existe y el “ahí se va” guatemalteco (porque nadie se va a dar cuenta) se desvalida.

Una filosofía que te enseña a dar al máximo, trabajar, estresarse y olvidar por completo los egos. Celebrar los triunfos de los demás cocineros y saber que mi trabajo es el de todo un equipo.

“Lo que tenemos que entender es que si uno hace mal estás arruinando el trabajo de todo un equipo, no es sólo tuyo y al cocinero que mete la pata, a él no le dicen nada, el que da la cara es la cabeza.”

Tres meses pasaron en los que Mirciny quería regresar todos los días, luego encontró comodidad al comprender que trabajaba por una filosofía, al visualizar lo que su oportunidad representó para sus padres y el potencial que veía por delante. No podía desaprovecharla.

“ todos los días quería llorar y patalear y mi mama me llamaba todos los días durante tres años. Mi mamá es mi ancla, ella es el tronco. Si no está ella, nada funciona. “

Mirciny regresó a Guatemala por el aprecio que le tiene a su país, la importancia que le da a la vida familiar y para poder triunfar en y por su país. Después de haber estado en el Bulli la posibilidad de ir a cualquier parte del mundo estaba presente, pero Guatemala es su lugar.

“Yo soy muy apegada a mi familia. Cuando salí de elbulli yo sabía que tenía que regresar a Guatemala, ¿cómo no iba yo a poder triunfar en mi país? El mundo ahí está, pero mi base está acá (Guatemala)”.

El catering lo comenzó pensando en que no podía poner un restaurante con la gastronomía que había conocido, así que la opción natural era un catering con menú degustación.

Cuando el catering resultó en números rojos después de mucho trabajo se dio cuenta que la gente no paga un trabajo que no conoce. Mirciny recuerda una ida al mercado con su padre que la ayudó a comprender qué le hacía falta, cuando le dijo “y por que´no usas esto”, a lo que respondió “porque no sé cómo se hace”.

Fue entonces que realizó el camino que debía recorrer, empezó a trabajar en 7 caldos, restaurante especializado en cocina guatemalteca.  Comenzó a descubrir olores, colores, texturas, técnicas que la hicieron ver la gastronomía desde una perspectiva local.

“Recuerdo cuando vi el trenzado del suban-ik, y empiezo a ver colores, aromas, sabores y de más, y conocí el pepían y comencé a ir a mercados. Y empecé a realmente conocer”

Al darse cuenta que desconocía en gran parte la gastronomía guatemalteca su trabajo de investigación era el camino a seguir, y la televisión resultó el vehículo para hacer la tarea.

13686551_1146434178753090_851799546181756303_nvía facebook

 

“¿Y cómo se llega a la televisión?, yo no quería cocinar para estar en la tele. Yo no sabía, no me lo imaginé, sólo pasó.”

En los programas comenzó con el Sabor de Mi Tierra, luego en FOXlife y ahora en Desafío Culinario. El Sabor de mi tierra la ayudo a profundizar en Guatemala como región, apreciar su diversidad y cultura; Puro Chef en FOX life le ha permitido compartir sobre el tesoro gastronómico de Guatemala en Latinoamerica y conocer a chefs con conocimientos tan valiosos de otras cocinas latis; y Desafío Culinario es el vínculo para compartir el tesoro local que representa nuestra gastronomía y seguir aprendiendo.

Aunque Mirciny mencionó que uno de sus mayores retos había sido sentarse a escribir, al ver en perspectiva su carrera, cada rama ha tenido sus dificultades que editamos y olvidamos mencionar.

foto vía facebook1724171_847456568650854_1813586956043970478_n

En la televisión lo más difícil es no aburrir, después de más de 8 años de estar ahí es necesario reinventarse constantemente y encontrar a quién esté dispuesto en creer en ella motivo por el cuál está muy agradecida con marcas como Toledo.

El camino ha sido difícil pero una lección muy importante fue entender que no importa lo que piensen de ella, lo importante es estar en lo que te gusta, saber qué quieres y saber hacia a dónde vas y eso lo definió años atrás.

Ahora es momento de estar ejecutando y por eso son los proyectos de los libros, programas de televisión y su servicio de catering, todo gira en torno a mostrar a Guatemala, tema que mostraremos en el siguiente artículo y su aporte en el Bocuse d’Or 2017.

 

0b74aa3e-8fb6-464c-f208-f834bfeb6850

 



Redacción y entrevista por André Schrei

banner wc andre

Viviendo la Receta, perspectiva de Mirciny.

foto vía instagram15101779_335563753488367_3828072533807071232_n

 

La cocina guatemalteca tiene una ascendencia milenaria, ¡La cocina guatemalteca es la más importante del mundo!

Hace algunos días tuve la oportunidad de entrevistar a Mirciny Moliviatis por el último libro que publicó: Vivendo la receta, libro premiado por Gourmand Awards como “El segundo mejor libro culinario del mundo”.

La idea de entrevistarla fue conocerla un poco más de cerca sino para compartir y descubrir más a fondo su filosofía, su trabajo y su esfuerzo por enaltecer la cocina Guatemalteca.

Después de todo, si alguien merece que le llame Wunderchef es Mirciny (además, me confesó que le gustan mis galletas y el pastel de Crispín). Aclaro que este post es una interpretación de mi discusión con Mirciny Moliviatis y no una transcripción directa.

WunderChef:

1.- Persona involucrada activamente en la industria de alimentos y bebidas con la meta de elevar la calidad de los productos y servicios de la misma, tanto en valor nutricional como estético y científico.

2.- Persona que inspira a un profesional de la industria de alimentos a ser mejor.

Y fue tanto el conocimiento que me transmitió en nuestra discusión que tuve que dividir esta entre vista en varias partes que estaré publicando en estos próximos días. Este primer post esta enfocado en el libro, una pieza que recomiendo en la biblioteca de cualquier cocinero o #foodie con curiosidad de conocer más.

foto vía facebook13307349_1118371621559346_4482970171053702440_n

Al escuchar el nombre Mirciny (Moliviatis) pensamos inmediatamente en la figura de televisión, en las vallas publicitarias del fiambre o de este ídolo de la cocina Guatemalteca que siempre se ve perfecto y sonriente con una filipina impecable. Al leer “Viviendo la receta” recuerdas nuevamente que es humana, que es una mujer sumamente curiosa, una investigadora innata que utilizó la cocina, la televisión y sus viajes como medio para saciar su curiosidad intelectual.

Mirciny logra transmitir su curiosidad por saber más, dejándote la suficiente información para conocer pero con una intensa curiosidad por vivir la experiencia que ella cuenta en cada capítulo: Le hecha de tamales en familia, la formación de piedras de sal o la preparación de recados en 7 caldos, restaurante de su padre dónde desarrolló el gusto y pasión por la cocina guatemalteca.

Su investigación va desde la lectura de libros históricos como , el memorial de Sololá, manuscrito histórico Cakchiquel o el popol vuh, libro sobre el origen del mundo de acuerdo a la cosmovisión maya; pasando por entrevistas con antropólogos y arqueólogos hasta en experimentar de primera mano, siendo ella una historiadora de la gastronomía.

Lo más atractivo del libro es que habla de una forma muy personal, su historia y vivencias en Guatemala, las personas que ha conocido y el uso de ciertos ingredientes. Además de recetas sencillas con una presentación que sobrepasa expectativas demostrando sus conocimientos de cocina moderna o, cómo ella le llama “cocina de perfección creativa”.

Mirciny acredita su conocimiento a las personas con quienes habla, la oportunidad de sentarse a platicar con una persona que vive tradiciones milenarias, que a lo mejor no se dan cuenta de su sabiduría por ser algo de todos los días, como es el caso de don Maximiliano que extrae la sal negra de Sacapulas.

VIVIENDO LA RECETA GUATEMALA

Con el libro Mirciny quiere llegar dos tipos de persona: A los que desean enfocarse en la alta cocina, que pueden investigar más y tienen mucho que dar, porque la gastronomía guatemalteca es inmensamente grande; y segundo, a aquellos en los que está la misión de empoderar a la señora con su restaurantito que hace el mejor subanik de san martin jilotepeque, doña Marta.

En el futuro podremos esperar más libros de ella, está actualmente trabajando en otros títulos y tiene proyectos agendados de hoy hasta el 2018 y si algo le ha enseñado la publicación de “Viviendo la Receta” es la planificación necesaria para publicar un libro exitoso.

En el próximo post estaremos hablando sobre Qué es Guatemala en la Gastronomía.

 

Redacción y entrevista por André Schrei

banner wc andre

WunderChef: Monique Aparicio

Cada uno de los insumos que se utilizan en cocina tiene una un valor intrínseco pero los insumos que tienen una tradición de elaboración tienen una historia que contar, un carácter y una apreciación que va mucho más allá de un nombre genérico.

Conocimos a Monique por Olie, una tienda especializada en aceite de oliva y vinagre balsámico en medio de Paseo Cayalá. La razón por la que la consideramos WunderChef es por su pasión a estos ingredientes, su conocimiento y su ánimo de compartir las virtudes, cualidades y opciones de los mismos.

Podríamos decir que Olie (aceite en danés) nació en Copenhague cuando Monique descubrió la valoración que se le da a la comida, abriéndole los ojos sobre un producto que siempre le gusto: el aceite de oliva y; un producto que desconocía sus posibilidades: vinagre balsámico.

Monique busca transmitir el mundo de posibilidades que representan los ingredientes y llevar el conocimiento de ellos a una apreciación dónde puedes decir “Wow”. Así como pasa con el café en Guatemala que se valora el origen, el molido, el tostado y el método, historia similar es con el aceite de oliva.

La historia de Olie no es sólo de ella, además se suman a la historia su madre que le inculcó el aprecio al aceite, los viajes con su esposo y  otras personas que se atravesaron en su camino, incluyendo la especialización que realizó y amigos que hizo.

Monique menciona a una persona clave en su trayecto: Diego Telles, quién la invitó a redescubrir a la cocina y los detalles que hay en ella y, de alguna forma, le motivo a conocer Copenhague, pero e especial NOMA y Amass. Un lugar que le cambió la percepción de qué es la comida y la pasión que hay detrás.

Olie es un concepto que nos invita a entender que no podemos entrar a una cultura de que si no es local no nos gusta sino, por el contrario, debemos apreciar a los que se especializan, poder importarlo y disfrutarlo.

Otros Facts sobre Monique:

  • Le gustaría ser vegana pero por el momento sólo ha dejado la carne desde hace cinco años.
  • No tiene estudios en cocina pero si tiene una especialización en el mundo de aceites y balsámicos.
  • Trabajó en Food for the Hungry y cree y apoya la fundación por el problema de desnutrición crónica que hay en Guatemala, un problema que hay que combatir de manera holística.
  • Inspirada en los BakeSales de Wunderkeks, decidió hacer el proyecto de “Manos de Chió”, apoyando a Food for the Hungry con la venta de las botellas de edición limitada de diseñadores Guatemaltecos.
  • El quote favorito durante la entrevista “Yo no me voy a quejar de lo que hay en Guatemala sino mejor voy a hacer algo”
    • Aceite preferido: Picual, Chile.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Ffundacioncontraelhambre%2Fvideos%2F1014732165309938%2F&show_text=0&width=560

1.- Persona involucrada activamente en la industria de alimentos y bebidas con la meta de elevar la calidad de los productos y servicios de la misma, tanto en valor nutricional como estético y científico.

2.- Persona que inspira a un profesional de la industria de alimentos a ser mejor.